Prostibulos En Jaen

..

Putas en cuba buscando prostitutas

12.06.2017 Putas guarras 0

putas en cuba buscando prostitutas

Idalia es una prueba fehaciente de esta tesis. Todas las noches dirige sus pasos cortos hacia el parque ubicado a dos cuadras de casa, en el reparto La Sierra. Su lista de contactos parece interminable. Solo ellos lo saben. Pero el costo es un tema que no le causa mayores problemas a la protagonista de este relato. El dinero para pagar el servicio no sale de su bolsillo.

Nunca ha trabajado, y si lo hiciera, a lo sumo podría devengar alrededor de 20 CUC al mes, que le alcanzarían para conectarse 13 veces a la red durante ese mismo lapso, en razón a que cada tarjeta de ETECSA, por una hora de internet, tiene un valor de 1. El Hotel Nacional le pareció maravilloso.

El segundo, Roberto, le dijo que era colombiano, de una región muy cercana a la frontera con Venezuela, en donde la gasolina tiene un valor menor al del agua envasada. Idalia asegura que no le creyó nada.

Al hablar del tercero, la joven parece tragarse una papa gigante. Describe al mexicano como un hombre pequeño, robusto, de pelo lacio, que viste camisas a rayas, jeanes y unas botas de vaquero. Su nombre no lo quiso revelar. La segunda noche con él, escuchó una conversación telefónica. Gracias al chat de Facebook Messenger , y a WhatsApp, la joven salta de México a Estados Unidos, en un santiamén, sin pasar físicamente por la peligrosa frontera.

Ahora eso no es así. Por el celular puedo hablar con ellos cuando yo quiera. Ahora me hace falta una recarga para el teléfono. Una de las compañías de llamadas y mensajería entre Cuba y Estados Unidos tiene una promoción para recargar una línea telefónica con 21 dólares americanos y el beneficiario recibe en la isla 50 CUC en servicios.

Es una mulata pasada de peso y ojos verdes de modelo que nació en un sombrío solar en el sureste de la capital. Su historia es similar a la de cientos de jineteras cubanas. Creció en una familia disfuncional. Su madre es una alcohólica perdida y Sheyla desconoce quién fue su padre. El turismo homosexual se dispara en La Habana.

Tuve padrastros y madrastras. A los diez años debía limpiar y cocinar. A los doce comencé a prostituirme por comida, golosinas o cualquier regalo. A los quince, una novia que tenía me enseñó a ganar dinero con los cuadros lésbicos.

Con 18 años tuve una hija. Después del parto engordé demasiado y por mis contactos en el mundo del jineterismo me dediqué a comercializar el sexo. Unos clientes la llaman a su móvil y Sheyla queda en verlos en 15 minutos.

Rubias, negras, mulatas, pelirrojas. En la puerta del bar la espera un viejo auto ruso que suele alquilar por 30 cuc diarios. El precio entre los extranjeros depende de la pinta y el bolsillo. Hay europeos que conocen el paño como cualquier cubano.

Y no tienen mucha plata. Entonces les cobró 30 cuc por cada muchacha y una comisión de 10 cuc para mí. Las chicas hacen cualquier cosa. Cuando terminan su faena, cada una me da diez pesos convertibles. Yo les garantizo los clientes. Vivir en Cuba mantenido desde el exterior. Cuando un grupo de amigos con suficiente dinero salen de juerga, es muy probable que terminen pasando la noche con dos chicas.

Algunas tienen sus chulos o novios. Cuando las llaman al móvil parten raudas.

putas en cuba buscando prostitutas Después de ese comentario, la conversación giró, ya en serio, hacia ese tema de las jineteras en Cuba, y en otro punto de la misma conversación ella hizo una afirmación que me dejó totalmente sorprendido: Idalia asegura que no le creyó nada. Ahora me hace falta una recarga para el teléfono. A eso ha conducido el comunismo a Cuba. Venezuela Oposición venezolana anuncia cumbre de parlamentarios en Colombia en junio. Solo yendo a cuba saldre de dudas. Digale a su amigo cubano, que si el no tenia para pagar una chica de calidad no todos los cubanos son pelea de prostitutas desnudas calatayud prostitutas el, ni las chicas son de todo por un precio.

0 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *